" Elecciones regionales en Ecuador - Kipu Digital | Kipu Digital
Subscribe via RSS Feed Conéctame en Google Plus

Elecciones regionales en Ecuador

08/03/2014 0 Comments
el universo, bonil, elecciones regionales ecuador, kipu digital, carlos flores

Fuente: El Universo

Los resultados del 23 de febrero dejaron perplejidad en muchos rostros gobiernistas en estas elecciones regionales. El año pasado, en las elecciones presidenciales, el correísmo ganaba en 23 de las 24 provincias y en 198 de los 221 cantones del país. La celebración, en esa oportunidad, fue por todo lo alto. En esta décima jornada electoral, la tristeza embargó a todo el movimiento gobiernista, pese a las explicaciones de que no hubo derrota de la Revolución Ciudadana, sino que se trata de un revés.

Era la primera vez, en siete años, que una jornada electoral concluía como un día cualquiera: sin cadena nacional, sin tarimas montadas en varios lugares, sin el Presidente denunciando a la “derecha cavernaria” y anunciando que ahora sí se vendría la plena “revolución”… Era la primera vez que la avenida de los Shyris no estaba reventando de gente ni de buses llegados de todos los puntos del país. Esta vez, la conferencia de prensa fue breve y puntual. En tono bajo, aunque lanzando los epítetos conocidos y las acusaciones de la ‘derecha fascista’. Sin dejar de lado, claro, estas dialécticas forzozas de asumir la derrota bajo el membrete de “un importante revés”, o “que no hubo derrota, sino victoria” (1). Y haciendo artiméticas con las manos para saber dónde y cuánto se ganó.

Qué pasó. Hay interpretaciones para todo gusto: desde el golpe de pecho político-partidario hasta las acusaciones mutuas y de diverso calibre dentro de las filas del gobierno. Me atrevo a sumar algunas reflexiones.

  • Endosar la credibilidad y la representación de Rafael Correa a los candidatos/as locales y regionales del país (todo, todito 35) no siempre trae beneficios si se toma en cuenta que esas autoridades tocan los temas menudos del cantón. Nadie puede negar la inversión pública del gobierno en la amazonía, por ejemplo. No obstante, asumir que el elector dará el voto a una autoridad local solamente por ser del movimiento gobernante, es un riesgo. Tal vez ese endoso fuera más ‘automático’ si el país viviera algún tipo de coyuntura particular. Pero ese no es el escenario.
  • Es una lectura advenediza presumir que la perdida de provincias y cantones en el país restará poder y presencia al Presidente Correa. Tampoco se puede decir que mantiene sus mismos niveles de credibilidad. En todo caso, es una ventana de oportunidad política para quienes hacen fuerza desde la oposición. ¿Se le pasa la factura política a Correa por los polémicos temas como el extractivismo, el Yasuní, el caso Bonil, entre otros? Hipotéticamente, se puede decir que sí.
  • El nuevo mapa político electoral obligará a abrir el diálogo. Este es un tema que desafía al gobierno ya que persiste en su lógica de “diferenciar el adversario del enemigo”. No obstante, cabe preguntarse ¿qué nivel de diálogo plantearán estos líderes opositores tan devaluados por el poder de turno? ¿O acaso aparecerán otros interlocutores que el Gobierno reconozca mínimamente? El mentado diálogo es el aceite de la gobernabilidad. Correa presagia “ingobernabilidad” por la pérdida en Quito y otras jurisdicciones del país. ¿Desde dónde podría venir un escenario de ingobernabilidad? Acaso los concejales en las alcaldías del país, acaso las juntas parroquiales. Desde esas posibles conquistas, Alianza País podría dar maniobra política, una puja, ante las alcaldías y prefecturas alcanzadas por la oposición. Hasta la publicación de este post no hay aún resultados finales para las autoridades señaladas.
  • En esa misma línea, es importante notar que las prefecturas en la amazonía han sido, principalmente, de la oposición. Zamora Chinchipe, Orellana y Morona Santiago, por ejemplo. Las provincias amazónicas son estratégicas para el Gobierno en la medida que impulsan “el modelo de cambio de matriz productiva” a través de la explotación petrolera y minera. Insisto: queda esperar cuáles serán los resultados finales en las alcaldías, concejalías y juntas parroquiales, que pueden revelar otro escenario. Solo para tomar en cuenta: En Sucumbíos, Alianza País perdería las alcaldías de toda la provincia. Otra realidad serían las concejalías y las juntas parroquiales.
diario el universo, kipu digital, rodas correa y glas, elecciones regionales

Fuente: El universo

  • Lo otro es el candidato-alcalde (ahora relevado): Augusto Barrera. Ya hace dos años, antes de las elecciones, Barrera concentraba todas las críticas, acentuadas en la campaña electoral. Ese personaje político estuvo derrotado desde antes del pitazo inicial de la campaña. Correa acusa la “criminal campaña de desprestigio” contra Barrera, sin embargo, el propio Gobierno emprendió todo el poder del Estado para impulsar esa candidatura. Desde los Enlaces Ciudadanos (sobre todo el Enlace 361 y el Enlace 362, un día antes de las elecciones) hasta cadenas de radio para anunciar reducción de multas. Las últimas tres semanas previas a la campaña acentuaron las disputas y la guerra sucia en Quito: las pintas en las calles, las llamadas telefónicas (usada como contracampaña por ambos candidatos), entre otros. El Consejo Nacional Electoral, CNE, evidenció su parcialidad y nulidad: presto y atento con los “excesos” de la oposición; silente con los “excesos” del Gobierno. No hubo árbitro. Institucionalmente, el CNE quedó maltrecho así como toda la legislación electoral, diseñada por el propio gobierno. La derrota en capital implicó un voto protesta “anti-Barrera”. Quito se inclinó a la derecha. El sur de la capital (donde se asientan las zonas más populares), también.
  • Las viejas prácticas de la partidocracia, al parecer, afectan a Alianza País: el centralismo, el compadrazgo, la no realización (en varias jurisdicciones) de elecciones primarias, desatención y desafecto a las bases militantes, entre otros. Correa manifestó que el “sectarismo” le ha hecho daño al movimiento, que hizo que no tuviera alianzas con otros partidos como Avanza (social democracia). En medio de reproches y señalamientos sobre si hubo o no alianzas, en adelante Alianza País, el Partido Socialista y Avanza se unirán ante una dispersa oposición partidaria (CREO, SUMA, MPD, PachaKutik, etc.)

Con este “importante revés” (no derrota, para emplear el discurso del Presidente), Rafael Correa pidió la renuncia de todos sus ministros y cambios en las direcciones provinciales de Alianza País. Lo primero ya tuvo el ejecútese mientras que el segundo marcha paulatinamente. A una semana del revés-derrota, Rafael Correa planteó el tema de la re-elección en el Enlace 363. Apenas puesta la intención del Presidente, Fabián Solano (Partido Socialista, aliada de Alianza País) anunció que trabaja una enmienda en la Constitución de Montecristi, aprobada en el 2008, y que le pone candado a la relección indefinida. Con las condiciones actuales, este sería el último período de Rafael Correa. La amplia mayoría en el seno del legislativo le daría la oportunidad de buscar otro período más.

plan v, carlos flores, elecciones regionales ecuador, elecciones 2014, kipu digital

Fuente: Plan V

(1).- Desde el Cantón Mejía, en el norte de Quito, Rafael Correa dedicó una parte importante del Enlace Ciudadano 363 para “analizar los datos” y de manera “seria”. Comparto algunas frases que pretendían explicar las elecciones regionales: “como perdimos en Quito, entonces, perdimos la elección”, “Decir que perdimos Quito, perdimos la elección. Eso es regionalismo”. Para ver el video dar click aquí

About the Author:

Leave a Reply